Las consecuencias del estreñimiento

Las consecuencias del estreñimiento

Hasta 40 por ciento de los niños mexicanos menores de un año padece problemas de constipación o estreñimiento

Especialistas recomiendan complementar la dieta de los lactantes con fórmulas infantiles adicionadas con nutrimentos específicos que favorecen la evacuación y ofrecen nutrición sin constipación

Dolor agudo e inflamación abdominal y hasta fisuras anales son algunas de las consecuencias que trae consigo la aparición del estreñimiento en los lactantes durante el primer año de vida, indica la doctora Ericka Montijo Barrios, médico cirujano con especialidad en pediatría.

La especialista explica que el estreñimiento, también denominado constipación, es un síntoma muy frecuente en los bebés mexicanos, mismo que constituye de un 30 al 40 por ciento de la consulta referida a los gastropediatras, cifra lejana al 3 por ciento que reporta Estados Unidos.

Las consecuencias del estreñimiento

Identificar el estreñimiento no es sencillo, comenta la especialista, debido a que existe variación en las deposiciones o número de evacuaciones de cada infante. Sin embargo, el promedio de evacuación puede ir desde una o más veces al día, hasta un día sí y uno o dos no, siempre y cuando las heces sean de consistencia normal; si éstas son duras, aunque sean diarias, se deben considerar como constipación.

Recomendaciones que ayudarán a prevenir que el bebé sufra las consecuencias del estreñimiento.

Evita la automedicación a base de papillas o laxantes naturales.

Ofrezca a tu bebé masajes abdominales. Comience de forma suave en el ombligo y continue en círculos hacia afuera, en el sentido de las manecillas del reloj. Un poco de aceite corporal o crema en los dedos facilita esta tarea. Continúe únicamente si el niño disfruta y se encuentra cómodo y relajado.

Puede ser útil sujetar las piernas del bebé y girarlas suavemente con un movimiento circular rápido, en el sentido de las manecillas del reloj. Así se estimula el movimiento de los músculos del abdomen y, de paso, se ejerce una ligera presión sobre los intestinos para inducir su movimiento.

Un baño templado relajará los músculos del bebé y sus deposiciones pasarán con mayor facilidad.

Aplique un poco de vaselina alrededor del ano a la hora de lavar al bebé.

La alimentación es lo más importante. Consulte la opinión de su pediatra sobre el uso de fórmulas infantiles antiestreñimiento. En el mercado existen fórmulas adicionadas con magnesio (laxante natural), hierro y calcio que permiten el reblandecimiento de las heces y ofrecen al bebé nutrición sin constipación.

Recuerde que la opinión de un médico especialista sobre la alimentación y cuidados que se debe incluir en el bebé ayudará a ofrecerle una nutrición responsable. Es importante solucionar el problema de estreñimiento en los primeros meses de la vida y prevenir la reaparición.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*