Qué es la diabetes y cuáles son sus causas

Los cálculos recientes dicen que en el mundo hay 285 millones de personas que viven con diabetes. En México, a falta de especialistas, el control de la pandemia depende en buena parte de los médicos generales, esto impide, entre otras cosas, educar al paciente para que maneje de forma correcta su enfermedad.

Ana tenía 19 años cuando su mamá empezó a notar que perdía peso drásticamente, “en las noches se tomaba hasta un litro de agua”, recuerda la señora Teresa, “iba muy seguido o orinar y le dolía la cabeza”. Cuando madre e hija acuden con el médico general el diagnóstico fue diabetes mellitus.

Ana no sabe qué tipo de diabetes tiene porque el médico nunca solicitó análisis que lo especificaran. Tampoco le dio detalles del tratamiento de la enfermedad y de lo que esta implica.

Qué es la diabetes y cuáles son sus causas

Actualmente, Ana se remite a tomar gibenclamida y metformina, mañana, tarde y noche antes de cada comida, y trata de hacer su vida de manera normal.

A pesar del tratamiento, a lo largo de tres años, Ana ha fluctuado entre infecciones vaginales, cicatrices que no sanan, fuertes dolores de cabeza y aparición de barros muy grandes y dolorosos en el cuerpo cuando comienza a adelgazar; estos aparecen (a decir de su médico), porque así su organismo libera las oleadas de grasa que vienen con la disminución drástica de peso.

Y es que Ana parece no dimensionar lo que significa tener diabetes. No lleva un control óptimo del consumo de alimentos que le pueden perjudicar. A esto se suma una situación económica familiar difícil, por lo que Ana no ha visitado nunca a un especialista, y tal vez nunca lo haga, porque “la desidia y ver que ella no se cuida, pues no nos han hecho buscarlo” dice su mamá.

El caso de Ana es, “un caso típico” dice la endocrinóloga Natalia de la Garza Hernández. “A los 19 años es difícil saber si ella tiene una diabetes tipo 1 o diabetes tipo 2, sin revisarla a conciencia y saber si tiene datos clínicos que sugieran fuertemente una diabetes tipo 2, porque por la edad no es lo más frecuente.”

“Que el paciente no sepa su tipo de diabetes es común. Por lo general hay médicos que confunden el estado socioeconómico de la gente con su capacidad para entender lo que le pasa, y en nuestro sistema de salud hay tanta carga de trabajo, que las consultas no duran ni 10 minutos” dice la especialista.

Enseñanza para la vida

“Se define como diabetes a la elevación de la glucosa en la sangre mayor o igual a 126 mg/dl, en dos ocasiones, o en una curva de tolerancia a la glucosa de 75 gramos con una glucosa mayor o igual a 200 mg/dl a los 120 minutos, o una hemoglobina glucosilada mayor o igual a 6.5 por ciento. Si lo anterior está confirmado por duplicado, se diagnostica diabetes mellitus” explica la doctora Natalia de la Garza.
En palabras de la especialista, esta enfermedad tiene una clasificación desde 1997 aprobada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la American Diabetes Association, que divide a la diabetes en las siguientes categorías:

Diabetes tipo 1: Que inicia con un cuadro abrupto que se presenta por lo general en niños y adolescentes, aunque puede presentarse en cualquier momento de la vida. Se caracteriza por mucha sed, mucha hambre, muchas ganas de hacer pipí, pérdida de peso y tendencia a la cetoacidosis, esto ocurre porque el páncreas deja de producir insulina por destrucción de las células beta que la producen por un fenómeno autoinmune.”

Diabetes tipo 2: Se presenta por lo general en adultos, aunque actualmente también hay una epidemia que abarca niños, los pacientes tienen por lo general sobrepeso, su cuadro clínico es variable, pueden tener síntomas pero más del 50 por ciento de los pacientes no los tiene, y la diabetes es resultado de resistencia a la insulina o a fatiga de las células beta o una combinación de ambas. En este caso sí hay insulina, pero esta no trabaja adecuadamente”.

Existen otro tipos de diabetes -continúa la especialista-, “la diabetes gestacional que es el cuadro que se detecta durante el embarazo, por lo general entre la semana 24 – 28 del mismo. Para diagnosticarlo hay que hacer pruebas de escrutinio que en el caso de los mexicanos deberían aplicarse a todas las mujeres que se embarazan.”

“Se hace una prueba llamada de “carga rápida” con 50 gr. de glucosa y si el resultado de la glucosa a la hora de hacer la prueba es mayor o igual a 140 mg/dl, hay que hacer una prueba confirmatoria llamada “curva de tolerancia a la glucosa”. Si los dos valores de esta curva están fuera de rangos se diagnostica la diabetes gestacional.”

”En otros tipos de diabetes se engloban todos los casos que no entran en los tres rubros arriba mencionados, y pueden ser diabetes secundaria a uso de medicamentos como esteroides, o a cirugías como cuando te quitan el páncreas o a síndromes genéticos poco frecuentes,” indica De la Garza.

”La diabetes juvenil es sinónimo de diabetes tipo 1 y es un término que en teoría desde 1997 ya no debe usarse,” dice la
también miembro de la Asociación Mexicana de Diabetes.

Un escenario ideal luego de un diagnóstico oportuno y correcto sería que “todo paciente con diabetes tuviera acceso a educadores en este tema que lo ayuden a entender como tomar parte activa de su tratamiento” dice la doctora Natalia.

Pero si en México a una simple guía que existe como norma de salud para el diagnóstico de la diabetes , “no se le da difusión y seguimiento” se queja De la Garza Hernández, mucho menos se instrumentarán programas que eduquen a los pacientes con diabetes, y este, es el reto que personas como Ana y las autoridades sanitarias deben enfrentar en conjunto, para evitar salas llenas de personas ciegas o con una pierna amputada, ya que las principales complicaciones de la enfermedad son insuficiencia renal crónica, retinopatía diabética y amputación de extremidades.

Causas de la diabetes

“Actualmente la incidencia que tiene la diabetes tipo II es de cerca del 10 por ciento y la diabetes tipo I tiene una prevalencia del 2.6 en jóvenes menores de 15 años”, dice Martha Pérez Armendáriz, Coordinadora del Seminario Sobre Diabetes en la Universidad Nacional Autónoma de México(UNAM).

“Sabemos que desde 1998 la diabetes representa la principal causa de mortalidad, a partir de entonces, la situación es creciente, porque sigue en aumento sobretodo la diabetes tipo II ya que está asociada directamente al sobrepeso. En este sentido está por más decir que México es el primer lugar en el mundo con sobrepeso.”

Y es que el gasto en alimentos de las familias mexicanas “ha disminuido de manera importante en lo que se refiere al consumo de frutas, legumbres, leche y carne y ha aumentado el consumo de carbohidratos refinados y de refresco sobre todo. Es contundente que el refresco es una de las causas principales para la obesidad en todo el mundo”, declara Martha Pérez.

Otra de las principales causas que se han encontrado asociadas al incremento de la diabetes es el sedentarismo. “Somos un país que no posee una cultura del deporte, no hay fomento, no hay una política que impulse este tema en el país y es precisamente el sedentarismo el que impacta en la manifestación de la diabetes.”

“En el ranking de los países más sedentarios estamos detrás de Turquía, país que ocupa el primer lugar”.

Hoy, el gasto que se hace para dar tratamiento y controlar las consecuencias de la diabetes en México es dramático. De acuerdo a Pérez Armendáriz, el gasto total ya asciende a cerca de 800 millones de dólares, “una cantidad que consume una parte muy importante del presupuesto en salud en México.”

Para la especialista, es importante señalar que el gasto indirecto es asumido por las familias mexicanas. “Eso representa un impacto social muy fuerte sobre la población.

En la mayoría de los casos, no se tienen recursos suficientes para la educación y de pronto miles de familias deben cargar también con la diabetes.”

Comentarios

contadores publicos