Soluciones para la desnutrición infantil en México

La desnutrición se ha convertido en un grave problema social que ha afectado una gran cantidad de países a lo largo de la historia y, varios de esos países, se encuentran en América Latina, siendo este uno de los subcontinentes más golpeados por esta enfermedad que alcanza a millones de personas y, lamentablemente, les cobra con la vida.

México, por su parte, no ha estado excluido de los índices de desnutrición que se hacen alarmantes debido a su constante aumento, pues de los niños que se encuentran en situación de pobreza, al menos un 25 % no tiene acceso a la alimentación.

Soluciones efectivas

Varias han sido las medidas que se han planteado para intentar disminuir estos porcentajes de desnutrición en todo el país, sin embargo, el trabajo se ha visto mermado debido a que no se ha podido cumplir en su totalidad el objetivo de acabar con esta enfermedad que ya se ha convertido en un problema, tanto social, como económico.

En esta oportunidad, te presentaremos algunas soluciones para la desnutrición infantil en México que se podrían llevar a cabo a través de distintos medios para evitar que el problema se haga todavía mayor al mismo tiempo que se pierden una cantidad de vidas incalculables.

Disminuir la pobreza

Se ha demostrado que la desnutrición tiene una estrecha relación con los niveles de pobreza de cada país, pues conseguir alimentos bajo circunstancias económicas complicadas se puede hacer imposible para algunas familias, por ende, mejorar la calidad de vida de una nación debe ser el primordial objetivo de un estado.

No es de extrañar, pues, que una de las soluciones para la desnutrición infantil en México pase por un factor económico que está afectando directamente lo social, además, el hecho de ampliar el margen de mejora del ciudadano no solo puede disminuir la desnutrición, sino también, dotar al país de mayor cantidad de recursos.

Plan nutricional

 Soluciones para la desnutrición infantil en México

Debido a la gran cantidad de niños que padecen este cuadro clínico, es imposible hacer un plan nutricional general para todos, por eso, lo más apropiado sería evaluar cada caso por separado por muy difícil que pueda parecer, pues al contemplar el grado de desnutrición de cada infante es más fácil hacer un diagnóstico adecuado.

Una vez con el diagnóstico de cada afectado, y dependiendo de las similitudes de padecimiento con otros niños, se puede hacer un plan nutricional que abarque la mayoría de las necesidades alimenticias y, de ser necesario, las complicaciones médicas provocadas a raíz de la desnutrición.

Conclusión

Podemos concluir que el trabajo del estado siempre será fundamental al momento de querer resolver un problema de grandes magnitudes, pues, por mucha disposición que tengan algunas personas, atender ciertas deficiencias es un deber de todos.

Estas fueron dos de las soluciones para la desnutrición infantil en México que más incidencia pudieran tener en la sobrevivencia y futuro de los niños afectados por este grave factor social, esperamos haya sido de gran utilidad al momento de informarte.


Deja un comentario